Evita el Optimismo Exagerado en 5 pasos

Evita Optimismo Exagerado 5 pasos

Hoy en día se etiqueta a los demás con demasiada frecuencia, sin pararnos a pensar en los motivos por los que esa persona ha dado su punto de vista o su opinión. Tendemos a juzgar anticipadamente.
Hay veces que damos nuestra opinión sobre un tema y si nuestra respuesta es negativa o estamos en desacuerdo con algo, rápido nos juzgan de pesimistas, de ser una persona “negativa” o que no vemos el lado “positivo” de las cosas y con antelación, nos juzgan erróneamente.
Ver el lado negativo de las cosas, no es tan grave en muchos casos, al revés, ayuda a tener más conocimiento de la situación que tengamos que superar en un momento determinado.
Cada persona ha de dar su punto de vista y se deberían respetar más las opiniones de los demás sin etiquetar ni juzgar a nadie por su forma de pensar.
Ser optimistas está bien, al fijarnos metas, pensar que las vamos a poder conseguir, ayuda a motivarnos y a ponernos en marcha. “Si otros pueden, ¿por qué yo no?” Pero hay que actuar siempre con cierto sentido de la realidad y aquí juega un papel muy importante la aceptación.
Un grado intermedio entre optimismo y pesimismo, nos ayudará a enfocar mejor los problemas que nos surjan a lo largo de nuestra vida.
Actualmente, recibimos, reflexiones de cómo ser feliz, subir tu autoestima, cómo ser positivos, ver el lado positivo de las cosas y ser muy optimista. Eso está muy bien, siempre y que no llegue a convertirse en un optimismo exagerado.
Hay artículos y libros que te explican cómo conseguir aquello que necesitas con desearlo de forma contundente. Es un tema muy actual como la Ley de La Atracción y libros de este tipo, pero hay que ser un poco coherente cuando queramos conseguir nuestros objetivos.
Toda esta cantidad de información que recibimos tan “positiva” que te invita a obtener la vida perfecta de tus sueños, puede ser contraproducente. Pues parece que si no disfrutas de la vida que sueñas, es por tu culpa, porque no quieres, por no desearlo con fuerza o por no tener una felicidad desbordante. 

"No hay atajo, sin trabajo"

Nada se consigue sin esfuerzo, ya sea un empleo, una casa mejor, terminar unos estudios...Cuando quieres algo, no lo consigues por el simple hecho de ser muy feliz y tener un optimismo desbordante.

¿Realmente ser positivos y optimistas, hace que consigas sin esfuerzo todo lo que quieres?, no siempre es así ¿verdad? 

Cuando el optimismo exagerado nos perjudica
En la vida, hay momentos en los que de nada te sirve ver el vaso a rebosar si no va acompañado de hechos reales. Si tienes un problema importante y no te movilizas, por muy feliz, positivo y optimista que seas, si no te mueves y actúas, no lo resolverás tan fácilmente.
Evita el Optimismo Exagerado en 5 pasos
Un exceso de optimismo, es más perjudicial de lo que pueda parecer. Cuando una persona es excesivamente optimista, se está creando un mundo utópico, será muy feliz al visualizarlo, pero se fijará unas metas muy elevadas o difíciles de cumplir.
Con el tiempo, se dará cuenta de la realidad y podrá ver sus errores a la hora de conseguir un objetivo que antes no veía. Todo tiene su lado positivo y negativo.
Cuando queremos conseguir un objetivo o nos proponemos una meta, analizar los “pros” y los “contras”, nos ayudará a tomar medidas con mayor realidad sin caer en un optimismo exagerado.
Si aceptamos desde un primer momento la situación desde todas las perspectivas, evitaremos un optimismo excesivo y a la hora de actuar, seremos más consecuentes y realistas.
He visto pacientes que tenían una predisposición de sanar insuperable, pero no por un optimismo exagerado, sino por las ganas de superar su enfermedad, no es lo mismo, según analices la situación que tengas, así te irá.
Si tienes una enfermedad incurable, de nada te servirá pensar que vas a curar del todo, por mucha positividad y optimismo que pongas. Aunque sí mejorarás mucho, una cosa no quita la otra. Cuanto más realista seas al aceptar la situación que tengas, antes mejorarás una enfermedad o lograrás lo que te hayas propuesto en la vida.
Evita el Optimismo Exagerado en 5 pasos
El optimismo en sí es bueno, nos ayuda a salir adelante con más facilidad, pero al igual que un grado extremo de pesimismo, hará que te cueste mucho más solucionar o conseguir lo que quieras, el optimismo en desmesura, se interpondrá en tus logros.

Lo ideal es estar en un término medio y para conseguirlo te voy a dar unas pautas que te pueden servir:

  1. Evalúa siempre con realismo la situación que tienes y lo que quieres conseguir.
  2. No pienses que porque sea más difícil de conseguir, ya es imposible. Salvo casos en los que sea muy evidente que no pueda ser.
  3. Mira la forma en que quieres conseguir tu objetivo con lógica. Evitar ser demasiado confiado y optimista cuando las cosas parezcan muy fáciles, evitará que te hagas falsas ilusiones de las que luego te puedas decepcionar o arrepentir.
  4. Estudia todas las posibles formas de solucionar o conseguir tu objetivo. Si te lleva demasiado tiempo, no te preocupes, los grandes logros requieren más tiempo.
  5. No te desanimes a la primera de cambio. Si no has conseguido lo que quieres en el tiempo estipulado, date más tiempo y vuelve a intentarlo tantas veces como necesites para conseguirlo.
A veces nos impacientamos porque nos ponemos metas muy altas o porque no evaluamos el tiempo como es debido y nos exigimos mucho a nosotros mismos, otro gran error. Eso hará que pasemos de un optimismo excesivo o exagerado, a un pesimismo repentino, hará que perdamos de vista el objetivo y tiremos la toalla, cuando aún se puede conseguir.
Espero que se cumplan todos tus sueños con tu esfuerzo y dedicación disfrutando de cada paso que das para conseguirlo. 

¿Cómo analizas tu situación cuando tienes que actuar?, ¿Crees que es bueno ser demasiado optimista?


Deja tu comentario que tu opinión es importante.


 Bienestar Psico-Social

Un Saludo
RO

Comentarios

  1. ¡Hola Rocío!! Muy buena esta información, los autoayuda son muy buenos pero si no sabes practicar lo que enseñan no sirven de gran ayuda, a lo sumo para lo que dices, un optimismo exagerado que al poco se disuelve para volver otra vez a la desesperanza. Control y alerta en uno mismo, conocerse y no "auto-engañarse" .

    La ventaja que tenemos es que podemos discernir, y a cada cual le ayuda una cosa diferente. Y eso de "juzgar y criticar" va siendo hora de que lo quietemos de la lista de nuestros programas mentales.

    Te quedó genial la entrada, "wapis". Vales tu peso en oro, sigue contribuyendo a la mejora de la salud.
    Gracias, guapa.
    ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola wapa!, ¡qué alegría verte por aquí!. Qué razón llevas, como últimamente solo se habla de lo maravilloso que es ser optimista, he pensado en analizar todo el tema y me ha llevado a esta conclusión, que como todo, en exceso es malo y si se hacen falsas ilusiones, luego viene la decepción y en algunas personas cuesta más recuperarse emocionalmente, por eso para evitar llegar a ese punto, he preferido ver el optimismo desde el otro lado, para que la gente pueda ser realista sin caer en ambos extremos.
      Me alegro mucho que te haya gustado, muchas gracias por tu añadidura que es muy rica en contenido jejeje sobretodo la parte del "oro" jajajaja.
      Un besazo fuerte maja ;)

      Eliminar
  2. Un tema que nos ayuda a no se exagerados en el optimismo. Yo creo que el término medio es mejor . Ser pesimista tampoco ayuda, ser optimista si caer en la exageración es mas llevadero. Cuando se tiene problemas hay que ir poco a poco solucionando. Otra cosa es la salud hay hay que ser cauta y tener ilusión para ir mejorando siempre sin pensar que te puedas curar del todo. Ser optimista ayuda a ir mas seguro por la vida que al contrario- Buen tema para una buena reflexión. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejar tu punto de vista sobre este tema tan importante a la hora de ver una situación. Yo estoy contigo, la verdad que como todo en exceso o por defecto, es perjudicial y es cierto que ir por la vida con un toque de optimismo, te motiva y te ayuda como bien dices a tener más seguridad en ti mism@.

      Me alegro que te haya gustado el tema porque se puede hablar bastante.
      Un abrazo fuerte de vuelta maja ;)

      Eliminar
  3. Me gusta como has tratado el tema del optimismo exagerado. Antes o después, todo lo que somos nos alcanza. Ser uno mismo conlleva que habrá días que ni te aguantes. Todo en su justa medida, sin desbordar el vaso y no olvidandose de llenarlo. Yo disfruto tanto la risa contagiosa con la que naci y el llanto. Lo importante es aprender de TODO. Nada darlo por perdido y aterrizar con ganas. Lo importante es que estás aquí...en este instante. Disfrutemos.

    Un abrazo sin excesivo optimismo...pero con ganas de apretarte.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡Qué ilusión verte por aquí!!! muchísimas gracias por tan "justas" palabras. Me alegro mucho que te haya gustado el post, pues me ha costado lo suyo mantenerlo a nivel "informático", me da problemas y no os llegaba bien, pero weno..ya parece que se va viendo. Todo al revés, para qué van a salir las cosas bien?..noo..que eso es aburrido, es mucho mejor que se bloquee el blog, que se borre tooda la página, que se duplique 20 veces..aaandeee vaa a paraaar, mucho más divertido por diós!!! jajaja pero weno, lo importante es que os guste y os sirva.
    Muchas gracias por estar ahí siempre eres especial y lo sabes.
    Un fuerte abrazo ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario que tu opinión es importante.