¿Tienes claros los propósitos que quieres hacer este año?

¿Soledad Divina o Maldita Soledad?

Estar en Soledad es beneficioso en muchos casos


Soledad, Impuesta, Felicidad, Elegida

Qué raro suena a veces escuchar que estamos fenomenal cuando estamos solos y sin pareja. Para algunas personas no tener pareja y permanecer mucho tiempo en soledad, les parece algo inconcebible, no conciben su vida sin estar rodeados de gente o en pareja. Mientras que para otras, es un placer estar a su aire sin depender de nadie y disfrutando de sus quehaceres.


Cada persona es un mundo y cada uno tiene que hacer aquello con lo que mejor se sienta. A veces se da el caso de estar rodeado de personas y sentirse solos. También hay personas que no son capaces de permanecer mucho tiempo solas, bien por falta de afecto, autoestima baja, falta de confianza en sí mismos o por una dependencia hacia los demás por miedos e inseguridades.

Cuando dicen que "tenemos que encontrar nuestra media naranja" están dando a entender que sin otra persona no estamos completos, pero tal como yo lo veo, no es así, pues ya somos completos desde que nacemos y la felicidad que necesitamos, la llevamos dentro de nosotros allá donde vayamos. 

Esa felicidad que tenemos, es la que debemos compartir con los demás y NO buscarla en otra persona, porque si perdemos a esa persona o nos rechaza, perderemos esa felicidad, mientras que si somos capaces de ser felices con nosotros mismos, podremos compartirla sin perderla.



Cuando la Soledad es elegida, nos realizamos

Cuando la Soledad es elegida, crecemos como persona y aprendemos a salir adelante sin miedos ni dependencias hacia los demás. Esto no quita que pasemos buenos momentos en compañía de otras personas para divertirnos, es bueno relacionarse con la gente que nos rodea para eliminar el estrés y aprender a convivir entre los demás.

Lo importante es valorarse, aceptarse y quererse para sentirse agusto en cualquier área de tu vida. Si no somos capaces de permanecer en soledad, algo está mal, tendremos que averiguar qué nos ocurre para solucionarlo y poder adquirir nuestra libertad y felicidad sin estar con los demás por necesidad. 


Todavía cuando se ve una persona solitaria, se tiende a pensar que tiene un problema, que no es feliz en su vida, que está vacía o deprimida. Y no tiene porqué ser así. Hay personas que viven solas con unas ganas de vivir increíbles, que se divierten de otras formas distintas a cuando estamos en grupo o en pareja.

Lo habitual es ver grupos de amigos/as en centros de diversión (cine, discotecas, piscinas, parques acuáticos, etc) pero hay personas que prefieren otra serie de aficiones más independientes y son muy felices también.  A muchos les gusta leer un buen libro en su sillón favorito, escuchar su música preferida al salir del trabajo, tomar algo en una terraza, dar largos paseos por la playa/campo o por un parque al aire libre con su mascota, hacer deporte, etc.

Soledad, Felicidad, Impuesta,
Gracias a las bibliotecas y al internet, podemos pasarnos mucho tiempo leyendo y aprendiendo cosas interesantes sin necesidad de estar con más personas a nuestro alrededor tranquilamente en casa. No todo el mundo es extrovertido, ni tienen porqué tener los mismos gustos que el resto de mortales. El día da para mucho y siempre se puede sacar un ratito para uno mismo tanto si estás en pareja como si no. 

Tanto el vivir en pareja como vivir sin ella, en ambas situaciones, se puede ser muy feliz, porque siempre se saca algo bueno de cada circunstancia en tu vida y no tiene que haber obligaciones impuestas, porque es entonces cuando nos sentimos mal. 


Una soledad impuesta al igual que una convivencia de pareja que ya no funciona y se alarga, solo trae malas consecuencias personales y quebraderos de cabeza que no nos conduce a nada bueno y con el paso del tiempo si no se cambia, te llega a minar psicológicamente. 


Si te sientes mal porque no eres feliz, de nada te va a servir estar solo o rodeado de mil personas, tu mente estará en otra parte y no disfrutarás en ningún lugar estés con quien estés. La solución está en conseguir estar bien con uno mismo y ser capaz de sentirse bien en compañía de otras personas al igual que cuando estemos solos.

¿Qué prefieres?
¿Estar rodeada de personas o tener más tiempo libre para ti y tus cosas?
¡¡Gracias por dedicarme un ratito!!
Déjanos tu comentario si te apetece.
Si el artículo te ha gustado, compártelo en tus redes sociales.

Bienestar Psico-Social


Un Saludo
RO

Comentarios

  1. ¡Hola, Rocío!
    Un artículo de lo más interesante, ya tenía ganas de leerte algo y venir a verte.
    Totalmente de acuerdo con el concepto de la "soledad" que aquí nos compartes, es muy relativa, diría incluso que privada. Cada individuo es un mundo y por tal la soledad, se ve de diferentes maneras, yo ya pasé por la fase de creer que acompañada significa no estar sola, ahora en mi soledad me encuentro de maravilla, pues la elijo de compañera cuando me apetece y nos lo pasamos genial las dos.

    De todas formas, ¿qué significa soledad? ¿hay alguien que realmente esté solo/a? Siempre siento la presencia de alguien, está en el ambiente, en la música, en el sol, en las plantas en los animales. No puedo ni quiero creer que existe la soledad como una "alternativa"

    Me ha gustado mucho tu post, RO.
    Gracias por publicarlo.
    Te dejo un abrazo de los más grandes, y un montón de besos sonoros.

    ResponderEliminar
  2. Hola wapísima!! me alegro de verte de nuevo por aquí. Estoy contigo en lo que dices de que la soledad plena, no existe, otra cosa es ese sentimiento de "soledad" que sentimos en ciertos momentos sobretodo cuando curiosamente, estamos rodeados de personas. Pero es cierto que la soledad elegida, es una maravilla, porque la disfrutas mucho y conectas mejor con tus pensamientos y reflexionas mejor.

    Muchas gracias por tu visita y por dejar tus puntos de vista que tanto me gustan.
    Un fuerte abrazo maja ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola Rocío, aquí estoy de nuevo en tu blog. Acabo de leer este interesante artículo sobre la soledad y es totalmente cierto lo que en él expones. No deberíamos dejar en manos de nadie el hecho de ser felices deberíamos serlo sin más para poder compartir esa felicidad con los demás. Como bien dices, la soledad cuando es impuesta cuesta de asimilar o de habituarse a ella, pero creo que eso tiene que ver con el miedo al cambio que se ha producido y puede ser pasajero. En algún momento de nuestra vida necesitamos estar a solas con nosotros mismos y como dice Mila en su comentario realmente al estar en soledad es cuando te das cuenta que no estamos realmente solos si sabemos apreciar todo lo que nos rodea. Bueno, jajaj me he extendido mucho amiga. Pasaré con más frecuencia por tu blog. Un gran abrazo!!!Con tu permiso voy a compartir.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Marina!, qué grata sorpresa verte por aquí, me alegro mucho de verte otra vez..jeje.
    Es cierto, el miedo al cambio nos dificulta la toma de decisiones y hace que no evolucionemos disfrutando de las buenas cosas que están ahí para ello, pues es muy difícil estar completamente solos, suele pasar que nos volvemos algo dependientes de los demás por miedo a no ser capaces de actuar por nosotros mismos cuando estamos a solas.
    Yo recomiendo estar a solas con uno mismo cada cierto tiempo, esto hará que nos conozcamos mejor y podamos tener menos dependencia al resto de personas que nos rodean en ciertas ocasiones.
    Muchísimas gracias a ti y a Mila por venir y dejar vuestras sabias palabras y compartir, que sois formidables las dos. Pásate cuando te apetezca, ya sabes que si no estoy aquí, jeje, estoy en el otro blog de salud de www.cuidatuorganismo.wordpress.com
    Un fuerte abrazo ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario, tu opinión es importante.