Cómo pasar del verano al otoño sin sufrir en el intento

Disfruta del verano sin perder la alegría en el otoño

Disfruta del verano sin perder la alegría en el otoño
En verano nos sentimos llenos de alegría, todo lo hacemos con más entusiasmo esperando las ansiadas vacaciones. A la vuelta, volvemos a la rutina diaria con el buen sabor de las vacaciones, comentamos lo que hemos hecho, dónde hemos estado y rememoramos cada instante con alegría.
Pero a los pocos días, se nos va pasando esa sensación placentera, vemos las vacaciones cada vez más atrás y pensamos en la próxima vez que volveremos a irnos con la tristeza de comprobar que falta mucho tiempo todavía para las próximas vacaciones. 

Volvemos a la rutina diaria. Hay personas que lo llevan mejor y otras que les cuesta un poco más acomodarse al cambio. En cuanto pasan dos semanitas, parece que no nos hemos ido de vacaciones, vemos las vacaciones y el tiempo que hemos disfrutado muy lejano y en un tris, estamos estresados otra vez añorando las vacaciones.

El Otoño: ¡Ya está aquí!

En el otoño los días son más cortos, hay menos horas de luz, bajan las temperaturas y nos afecta física y psíquicamente. Por no hablar de las patologías que cursan con brotes en primavera y otoño como alergias, trastornos psicológicos y patologías reumáticas que ayudan a encontrarse peor. Sin olvidar el cambio de hora que también nos afecta. Nuestro cuerpo y nuestra mente sufre esas modificaciones y te lo hace saber con trastornos del sueño, cansancio, apatía y tendencia a la depresión.

En esta época, se pueden sacar muchos beneficios saludables que te ayudan a llevar la estación de otoño mejor y prepararte para la siguiente estación. A continuación, os propongo unas propuestas para aprovechar mejor esta estación:

8 Propuestas para aprovechar el otoño:

  • Saca el lado positivo a la estación.
  • Descansa las horas necesarias.
  • Lleva una dieta equilibrada rica en vitaminas y minerales.
  • Refuerza tu sistema inmunológico con vitamina C.
  • Toma el sol 15 minutos al día para tomar la vitamina D.
  • Consume frutos secos que te aportan minerales necesarios.
  • Realiza largos paseos y aprovecha el paisaje de la época.
  • Ejercita tu cuerpo de la forma que más te guste para evitar el estrés.
El ejercicio diario viene fenomenal, aunque solo sea dar un simple paseo con el perrito, ayuda a despejarnos del trabajo y liberarnos del estrés acumulado durante la jornada. 

Siempre que puedas, haz una escapadita a un lugar tranquilo en la naturaleza, un fin de semana por ejemplo, te dará las energías suficientes para comenzar la semana más tranquilo y con más vitalidad. El otoño es una estación en la cual los paisajes se vuelven impresionantes, dorados, plomizos, rojizos..muy bellos que nos aportan tranquilidad y serenidad.

Así que ya lo sabes, una buena actitud, una dieta equilibrada, buen descanso y ejercicio, no notarás tanto el cambio cuando pases de una estación a otra. Y sin olvidarnos de reír con amigos, pasar un rato agradable en buena compañía, evita caer en depresión, aumenta tu estado de ánimo y mejora tu autoestima haciendo más llevadera tu jornada diaria.

Y a ti, ¿Te afecta mucho el otoño?
¡¡Gracias por dedicarme un ratito a leer!!
Deja tu comentario si te apetece y si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales.


Bienestar Psico-Social

Un Saludo.
RO.

Comentarios

  1. Perfectamente explicado Rocio.
    La primavera y el otoño son las épocas que más parecen afectarnos, yo personalmente creo que soy de verano, me encanta el sol y las largas horas de luz.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, los cambios estivales nos azotan considerablemente física y psíquicamente y siempre tenemos tendencia a preferir estaciones estables con más horas horas de luz solar.
    Muchas gracias por tu comentario.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
  3. El cambio de estaciones afectan, yo llevo una temporada muy cansada y creo que este año me ha afectado el calor del verano. Espero que el otoño me revitalice más. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola wapísima!! me alegro de verte!! :D Pues yo he pasado un verano tirada sin tensión por los suelos, muy mala también, ha sido un verano muy fuerte tocante al calor y en cuanto han bajado un poco las temperaturas, me he repuesto bastante, pero me ha durado poco, porque he seguido tomando heladitos y descalza..y claro..me la he piyado de nariz y garganta, llevo una semanita..que me la quería perder!!..jaja pero por lo visto ha sido algo generalizado por aquí, eso me reconforta jejeje.
      Los cambios de estación afectan muchísimo al cuerpo, por la temperatura, y el cambio solar, cada día anochece antes, eso también se nota, no descansamos en verano por el calor, pero en otoño es como si no pudieramos despertar, todo tiene su pega, pero hay otras cosas muy buenas, como la alimentación, ahora vienen alimentos de temporada que nos darán mucha energía y nos ayudará a ver las cosas de otra manera y el ejercicio aunque solo sea pasear, ya revitaliza cuerpo y mente.
      Así que no te preocupes, que es normal, que son "los cambios"..jeje. Me alegro de verte de nuevo, qué alegría.
      Un besazo fuerte wapa y gracias por la visita ;)

      Eliminar
  4. ¿Qué tal guapa?... Encantada de darme otra vuelta por tu blog, porque con la llegada del otoño también regreso de este largo paréntesis veraniego, aunque si he tenido ocasión de actualizar un poco mi perfil. Bueno compi, ¡qué estupendos consejos nos das para aprovechar esta estación y fomentar nuestra salud! Me ha resultado muy interesante como de costumbre esta nueva entrada y a ver si hago más ejercicio, que es mi asignatura pendiente.
    Y aunque no lo parezca sigo acordándome de ti con mucho cariño, de modo que te deseo lo mejor y que disfrutes de este otoño.

    Un abrazote grande.

    ResponderEliminar
  5. wolas..qué ilusión volver a verte Estrella Amaranto!! Muchísimas gracias por tu visita, qué alegría me da..jeje. Me alegro que ya estés de vuelta por aquí, yo también he estado un largo tiempo en off..jeje pero ya estoy con las pilas casi cargadas, mentalmente hasta arriba, pero físicamente tengo un trancazo de aquí no te menees!! lo típico de la época, ya tocaba..jeje. A ver si me paso por tu casa que ya hace tiempo y me apetece darme un paseillo, he estado renovando los blogs, haciendo cursos, atendiendo en casa a la familia, y no me ha quedado tiempo para mucho más.
    Me alegro que te haya gustado el artículo, para mí es la mejor época del año!! me encanta!! pero respeto a las personas que no sientan lo mismo, a mi me ayuda mucho a pensar y disfrutar más de las cosas simples como los paseos, porque pasear en verano no es igual con todo el calorazo. Yo ahora empiezo a vivir, en esta época. Los consejos que propongo ya sé que no siempre se pueden llevar a cabo, yo la primera, pero es bueno tenerlos en mente para intentar motivarnos a realizarlos u otros similares en fin, cada uno tiene sus cosas..jeje
    Yo también te he echado de menos la verdad, ha sido una amistad muy intensa que no se puede olvidar en un verano..jejeje a ver si ahora tenemos más tiempo y nos ponemos al día maja, que siempre vamos como el correcaminos jajajjaa.
    Un besito fuerte fuerte Super!! ;)

    ResponderEliminar
  6. Ya con algo más de calma me he leído tranquilamente tu comentario y como luego me comentaste en la comunidad, efectivamente estás sufriendo este cambio de estación con ese típico "trancazo" que supongo también será debido a una bajada de las defensas, por lo que intenta hacer menos esfuerzos físicos, dormir más que falta te hace y comer como es debido... En fin que más o menos ya te vengo dando la vara como siempre...je,je,je

    Si, espero que te animes a dar una vueltita por mi blog literario, que por cierto ayer compartí la nueva entrada que es para morirte de risa, ya que la historia viene de otra entrada anterior que únicamente la escribí como un microrrelato, pero que gustó bastante a los lectores y me sugirieron que la continuase y es lo que he terminado haciendo, porque será al final un sainete a la española. Espero que me des también tu opinión cuando tengas un ratito libre ¿o.k.?

    Es cierto que en verano no apetece salir mucho a la calle y menos irse a la playa que está abarrotada de gente, es preferible el otoño con un clima más agradable y donde ya puedes viajar o estar en contacto con la naturaleza.

    Bueno compi ya voy despidiéndome que luego se me pasa el tiempo volando y todavía me quedan muchas cosas pendientes. Ya seguiremos charlando por nuestros blogs respectivos.
    Un besito fuerte fuerte para ti también ;) CUIDATE!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Compi de Fatigas!! jeje qué ilusión verte "por todas partes"!! jeje. Me pasé ayer por tu blog y le compartí porque me gusta, pero no tuve tiempo de leer ningún post la verdad sea dicha. Como siempre voy con la hora pegada y atrasada, ¡mira! acabo de ver este comentario tuyo ¡ahora! enfin, no tengo remedio..jejeje en cuanto pueda me quedo un ratito en tus dos blogs!! que el otro me gusta aún más por su gran variedad.

    Coincido contigo en el tema de la playa abarrotada. Yo soy de Madrid y no estoy muy acostumbrada a la playa, pero lo que me gusta de la playa, no es tumbarme en la arena como un lagarto sudando y despegándote la arena del cuerpo que es una tarea que me agobia!!, lo que me encanta de la playa es ir por la tarde paseando viendo la puesta de sol, ya sé que soy rarita..es que tiene que haber variedad en la especie..jajaja. Y es que esos paseos los puedes dar tanto en primavera, verano, otoño e invierno, me encanta el sonido del mar, no el sonido de la gente cuando está hasta arriba y con los parques me ocurre lo mismo, en otoño es la mejor época del año para pasear y desestresarte, porque hay menos gente, más tranquilidad y conectas mejor con lo que te rodea y con tus propios pensamientos.

    ¡Gracias por la visita!, me alegro de verte tan bien como siempre y tan trabajadora en tus relatos, ya tengo ganas de leer ese último post que unas risas, siempre vienen bien.
    Un abrazo fuerte wapis!! ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario que tu opinión es importante.